Inicio / Economía / Ahorro / La importancia de unas buenas finanzas personales
Ahorrar y mejorar finanzas

La importancia de unas buenas finanzas personales

Parte de tu futuro económico depende del buen manejo de las finanzas personales en el presente, es por esto que muchos libros se centran en compartir lo más que se pueda acerca de las finanzas personales, pasando por temas como el ahorro hasta llegando a las inversiones.

Nosotros, te recomendamos leer algunos libros sobre finanzas personales y empezar a aplicar tu conocimiento justo ahora, mientras más dentro del mundo económico estés más fácil se irá poniendo tu situación financiera. Por ejemplo, sé sincero, ¿tú ahorras dinero? si tu respuesta fue negativa, te recomiendo comenzar a hacerlo ya, pero si fue positiva te hago una nueva pregunta: ¿ahorras periódicamente?

Te daré un ejemplo sencillo acerca del ahorro; imagina que tu ingreso mensual es de $1000 dólares por mes, si tú ahorras el 10% cada mes, al llegar al décimo mes tendrás un sueldo mensual completo ahorrado.

Si eres una persona que no está acostumbrada a ahorrar, y surge algún imprevisto, tendrás que recurrir a diversas opciones para tratar con el problema, que van desde préstamos bancarios hasta tarjetas de crédito, cosa que a largo plazo se complicará más debido a sus altas tasas de interés.

Y esto no tiene que ser así, ya que si necesitas algo de dinero puedes recurrir a servicios de mini créditos, en los cuales podrás recibir una cantidad de dinero y pagar un interés amigable, por ejemplo en España existe una plataforma llamada Wonga.es.

Ahora que ya hemos hablado acerca del ahorro, sigue otro tema igual de importante: las inversiones.

En numerosos libros, periódicos, revistas financieras y demás se conoce la siguiente frase: el interés compuesto es la octava maravilla del mundo; ya que se afirma que emplear esta sencilla técnica ha llevado a la riqueza a muchas personas, por ejemplo, Warren Buffett dueño de la compañía Berkshire Hathaway.

¿Qué es el interés compuesto?

Es realizar inversiones, ya sea en renta fija o variable, y al momento de recibir rendimientos se deberá volver a invertir en lugar de gastarlo.

Por ejemplo, supongamos que un pagaré bancario te ofrece un interés del 5% mensual, y tú inviertes $10,000 dólares por un año.

En el primer escenario decides gastar los intereses y al finalizar el plazo recuperar tu dinero, entonces cada mes tuvieras la oportunidad de gastar $500 dólares, para finalmente en el mes número doce obtener tus $10,000 dólares iniciales.

Pero, ¿qué pasaría si aplicaras el interés compuesto? Es decir invertir los $10,000 dólares el primer mes, y después al obtener tus $500 dólares, invertir $10,500 el segundo mes, y así hasta llegar al mes número 12. Sí tú decidieras hacer esto, al finalizar el año tuvieras la cantidad de $17,958.56 dólares.

Además, si este mismo proceso lo hicieras por los siguientes 5 años, al finalizar el plazo… ¡Obtuvieras $186,791.85 dólares!

¿Ahora puedes ver el poder del interés compuesto? Es por eso que nosotros recomendamos ahorrar un porcentaje de tu ingreso mensual, no importa que tan alto sea, lo que importa más es qué constante seas tú, y que además de ahorrar inviertas tu dinero en lugar de tenerlo debajo del colchón o en una cuenta de ahorros.

 

Sobre Laura

Mira También

invertir

Gulf, una franquicia para tener tu propia gasolinera

Ante los cambios en la reforma energética en el país, ya surgen opciones de inversión …