Las Bahamas paraíso turístico y fiscal

0
570

La Mancomunidad de las Bahamas es un conjunto de más de setecientas islas, de las cuales solo 24 están habitadas, este conjunto es popular por su destacada belleza turística y sus paisajes exóticos, pero es muy popular entre los inversores extranjeros, que depositan sus jugosas cuentas en bancos de las Bahamas.

Esto se debe a que los ciudadanos de las Mancomunidad, así como los residentes procedentes de otros países, no pagan impuesto alguno sobre los ingresos personales, herencias, donaciones o cualquier clase de adquisiciones de capital.

Las Bahamas paraíso turístico y fiscal con el IBC

las bahamas paraiso fiscal

Además, las Bahamas son un centro internacional de actividades bancarias que atrae a los inversores más destacados y a las instituciones financieras extranjeras, gracias a su gran estabilidad tanto política como económica. La democracia por medio de su parlamento lleva instaurada desde hace casi tres siglos por los ingleses y el dólar de las Bahamas posee el mismo valor que la divisa norte americana.

Más de 250 bancos de todo el mundo y entidades fiduciarias de 25 nacionalidades diferentes poseen la licencia necesaria para operar en las Bahamas. La legislación que tiene la Mancomunidad de las islas protege el derecho a la confidencialidad que tienen los clientes de sus bancos.

Supuestamente la ley es estricta en cuanto a actividades ilícitas tales como el lavado de dinero, pero es bien sabido que personas que obtienen su dinero de forma ilícita tienen movimientos registrados en las Bahamas, por los beneficios de confidencialidad que la misma otorga.

El Banco Central de las Bahamas es el órgano que regula a todas las entidades de la isla proporcionando un entorno seguro para los bancos especializados en gestión de carteras, banca privada y administración de fondos de inversión.

Las Bahamas ofrecen un entorno adecuado a las empresas extranjeras que buscan establecerse con facilidad, en un régimen de baja presión fiscal.
Existe una forma jurídica que comúnmente utilizan las empresas extranjeras que se sitúan aquí, es la de Compañía Internacional de Negocios o IBC, por sus siglas en inglés.

Las IBC tienen el privilegio de no tener que pagar el impuesto de sociedades a no ser que obtenga ingresos monetarios dentro de las fronteras de las islas. También están exentos de pagar impuestos o derecho de timbre, sobre propiedades durante los 20 años póstumos a la fecha de la constitución de la sociedad.

Entre los beneficios que tienen las IBC establecidas en las islas Bahamas destaca la no obligatoriedad de presentar informes corporativos anualmente con lo que protegen también la identidad de los accionistas. Requiriendo solamente de un director y de un accionista que figuran públicamente.