¿Qué es la depreciación?

0
98

La depreciación en esencia es la pérdida del valor que tiene un bien, un producto o un activo y esto se puede deber a varias razones, una de las más comunes es el paso del tiempo, también surge a causa de un deterioro en diversos aspectos en relación a dicho bien lo cual hace que su valor disminuya e incluso el poco uso hace que con el tiempo el bien en cuestión pierda su valor original. Es relativamente fácil determinar la depreciación ya que solo hay que hacer una comparación entre el valor original con el actual o también se puede realizar dicha comparativa con un bien de similares características pero mejoradas o lo que es igual, algo nuevo.

Definición de la depreciación

Tipos y causas de la depreciación

Otro factor es la obsolescencia, en algunos casos llamada «obsolescencia programada» ya que por ejemplo una moto o un auto no podrá valer lo mismo que cuando estuvo cero kilómetros, con el uso que se le da su kilometraje se incrementa y por tanto su tiempo de vida irremediablemente se verá afectada, por tal motivo habrá una depreciación en el valor de dichos vehículos, lo mismo se aplica a las computadoras, dispositivos electrónicos y cualquier otro tipo de bien, en el campo de las finanzas y la economía también ocurre algo similar, por ejemplo el valor nominal de una moneda se verá afectada en base a la demanda de una moneda extranjera, el incremento de dicha demanda hará que el valor de la moneda local sufra los efectos de la depreciación aunque en este caso también entra en juego lo que se conoce como «devaluación».

Hace un momento mencionamos a los activos, se trata por lo general de inmuebles y propiedades de diversos tipos, también son los vehículos, ordenadores, maquinaria pesada, industrial y otros similares. En este sentido es de gran ayuda conocer las diferentes formas en las que se puede defender o reducir el impacto negativo en el patrimonio con respecto a la depreciación, un ejemplo puede ser el hacer un análisis claro de las posibilidades que tiene un bien con respecto a la depreciación, esto permite tomar decisiones más acertadas y tomar las precauciones debidas para evitar pérdidas sustanciales sobre todo teniendo en cuenta el paso del tiempo. Se pueden encontrar los siguientes tipos de depreciación:

  1. Método de línea recta: Se determina en base al conocimiento de que el activo sufre un desgaste dentro de un estimado periodo de tiempo.
  2. Método de la suma de los dígitos de los años: En este caso para determinar la depreciación de un activo se hace un cálculo de las unidades a utilizar.
  3. Método de las unidades producidas.
  4. Método del doble saldo decreciente: En este caso se puede resumir en que es una forma de «doble método de línea recta» la cual mencionamos en el primer punto de esta lista.