Alemania contra el BCE. El motor de la economía de la zona euro pierde fuerza

0
46

De Alemania continúan llegando reproches y las críticas al BCE por las medidas extraordinarias de la política monetaria que se han abierto hasta ahora, tales como el QE, el método por el cual un banco crea dinero y lo inyecta en el centro del sistema económico financiero a través de operaciones de mercado en abierto y por tasas negativas.

Pero es la propia Alemania, el motor de la economía de la zona euro, la que está viendo a su economía descender progresivamente.

En enero, los pedidos a fábricas disminuyeron por segundo mes consecutivo, a raíz de la desaceleración económica mundial y la debilidad de los precios.

Los datos comerciales, los ajustes estacionales realizados y la inflación, cayeron u  -0.1% sobre una base mensual, tras el -0,2% del mes anterior. El indicador, generalmente volátil, seguía siendo mejor que el esperado -0.3% de los analistas de “Bloomberg”, la compañía estadounidense que ofrece software financiero, datos y noticias.

No hay nada por lo que regocijarse, ya que parte de esta caída esta debida a la disminución de los pedidos domésticos, por lo tanto el frente económico interno, -1,6%.

Por el lado de las exportaciones, las ventas a otros miembros de la zona europea aumentaron un 7,75%, mientras que las exportaciones a países fuera de la zona euro disminuyeron, arrastrados por la crisis en los mercados emergentes .

El resultado fue que los pedidos totales de las exportaciones creció sólo un + 1%.

Seguramente que se anunciaran nuevas medidas de flexibilización monetaria el próximo jueves, 10 de marzo, durante la rueda de prensa que se realizará tras el anuncio de las tasas de desempleo.

Aunque Alemania se está beneficiando de una tasa de desempleo con unos mínimos históricos, la confianza empresarial se ha visto afectada en gran medida por la volatilidad del mercado y las preocupaciones sobre la posibilidad de una recuperación económica de la zona euro.