¿Qué es la autofinanciación?

0
156

La autofinanciación es la capacidad que tiene una persona o una empresa para generar sus propios recursos económicos tanto para mantener sus actuales procesos y producción como para la inversión de dichos recursos en las mejoras y expansión, se suele relacionar a los pasivos ya que la propia empresa se financia usando sus recursos y patrimonios, además conlleva una serie de ventajas como es el evitar generar deudas con empresas terceras y entidades financieras lo que posteriormente puede llevar a traer más dificultades, por el contrario si una empresa se autofinancia no tiene que responder ante nadie y no genera ningún tipo de deuda, además en muchos casos se puede determinar que esta práctica puede representar en una mejora en la solvencia de la empresa pero al mismo tiempo es necesario tener en cuenta que usar los recursos propios puede llevar a reducir la cantidad de dividendos y la rentabilidad se puede ver afectada temporalmente.

Definición de autofinanciación

Ventajas y desventajas de la autofinanciación

Hablando de forma general la autofinanciación se puede aplicar también a personas o cualquier tipo de institución que recurren a recursos propios para solventar gastos y de esta manera se evitan los préstamos a entidades bancarias pues esto no solo lleva el tener deudas sino que en un largo plazo el monto obtenido de un préstamo resulta ser mayor al que uno necesitaba inicialmente por el tema de las comisiones e intereses. Por otro lado esta actividad financiera se puede dividir en los siguientes tipos:

  • La autofinanciación de mantenimiento: es aquella en la que se usan los recursos de la empresa precisamente para el mantenimiento de sus procesos actuales, para cuidar de la productividad actual y garantizar que no se detendrá dicha producción, a su vez este tipo de autofinanciación se integra de dos elementos básicos que son las amortizaciones y las provisiones.
  • La autofinanciación de enriquecimiento: en este caso los recursos son generados por la misma empresa pero en cambio se enfocan al aumento de su nivel de productividad, dichos recursos se obtienen de lo que se llama «beneficios retenidos» o lo que es lo mismo son los beneficios que no han sido otorgados a los accionistas de la empresa por lo que se usan para el propio crecimiento de la compañía.

Algunas ventajas de la autofinanciación que podemos citar son la independencia ya que como dijimos al principio no se tiene que responder ante ninguna otra entidad, la solvencia de la empresa mejora a causa del incremento de los propios fondos, el recurrir a los recursos propios genera una mayor rentabilidad pues se evitan gastos de tipo administrativo, bancario y otros similares, por otro lado si se trata de empresas medianas o pequeñas son un medio para la obtención de recursos a largo plazo y en muchos casos el único. Si hablamos de desventajas entonces una de las principales puede ser el conflicto de intereses sobre todo entre accionistas, esto ocurre cuando no hay un control estricto sobre los recursos que se gastan para dicha financiación, de la misma forma si no hay una correcta administración de recursos puede haber menores posibilidades de rentabilidad.