Inicio / Economía / Casa propia: ¿es realmente una buena inversión?
Casa propia: ¿es realmente una buena inversión?

Casa propia: ¿es realmente una buena inversión?

La casa propia es una frase bastante relacionada con una de las esferas más importantes de nuestra vida: la familia. Aquellos cuatro muros entre los cuales se suceden muchos momentos importantes. Es nuestro lugar privado en la Tierra, por lo que no es de extrañar que genere tanta emoción.

Desafortunadamente, las emociones son un mal consejero a la hora de tomar decisiones importantes. Las consecuencias financieras de comprar bienes raíces son muy serias y pueden afectar nuestras vidas por varias docenas de años. Por lo tanto, vale la pena invitar a un viejo amigo, el sentido común, para que nos ayude a decidir.

Cuanto más fría sea esta decisión, mayor será la probabilidad de que sea una decisión racional. Especialmente cuando se considera la compra de una casa o apartamento como una “inversión de vida”.

La casa propia como inversión

La mayoría de la gente dice que comprar una casa propia es una gran inversión. Pero en muchos casos esto no es cierto en absoluto. ¿Por qué?

Simplificando, una buena inversión se ve así:

  • Tenemos una cantidad específica de dinero.
  • Compramos un activo rentable, uno que genera flujos de caja positivos para nosotros.
  • La suma de estos flujos de caja (+ el importe de la posterior venta del activo) es superior al importe que hemos invertido, gracias a lo cual obtenemos una tasa de rentabilidad positiva, es decir, el rendimiento.

Por supuesto, si compramos a crédito el dinero generado por la inversión debería cubrir con creces los intereses y todos los costes relacionados con el crédito. Sin embargo, es muy difícil que la venta de una vivienda pueda generar ingresos superiores a la suma de inversiones realizadas en ella.

Sobre Fernando

Mira También

Cuánto cuesta mantener una tarjeta de crédito

Cuánto cuesta mantener una tarjeta de crédito

Cuando analizamos las necesidades de cada consumidor, descubrimos que son ligeramente diferentes. Por lo tanto, …