Schäuble insta a una respuesta europea a la crisis de inmigrantes

0
132

El Ministro de Finanzas de Alemania ha pedido crear una solución europea ante la crisis migratoria, en medio de grandes críticas por parte de su país sobre los repetidos intentos fallidos de compartir la carga del problema con toda la región.

Wolfgang Schaeuble, volvía a recalcar la «excepcionalmente difícil situación» a la que se enfrente el país Griego,  donde se ha construido un cuello de botella de migrantes, sumándose a los problemas del país, mientras que el país intenta arreglar a su precaria situación financiera.

En una reunión con  los diferentes miembros de los países de la Unión Europea, Schaeuble dijo que no se había mostrado con Grecia una solidaridad «excesiva» por parte de los otros países, a excepción de Alemania.

Austria, la última parada en el camino hacia Alemania para cientos de miles de migrantes, impuso recientemente restricciones en sus fronteras, creando un efecto dominó que limita el flujo de personas y dejando a cientos de personas varadas en Grecia.

Al reflexionar sobre las dificultades de Grecia, Schaeuble, dijo: «Es por eso que estamos luchando junto a otros países de la Comisión Europea para que poder dominar este problema que no solo es de Grecia ni de Alemania, sino que incumbe a toda Europa.”

Pero Schaeuble no solo se enfrenta a la disidencia de Europa, sino también a la división que existe dentro de Alemania a la hora de lidiar con este problema. Los políticos del estado alemán de Baviera, en la frontera con Austria, criticaron la política de Berlín y pidieron la introducción de límites similares a Austria.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, comentó en unas declaraciones al diario Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung, que: «No hay ninguna razón para criticar a Austria por acoger tan sólo a 80 refugiados por día«.

«Todo lo contrario, Alemania debería introducir un límite diario basado en un número de 200.000 refugiados por año

La canciller alemana, Angela Merkel, se enfrenta a la prueba más grande que se ha encontrado en todo su mandato,  mientras se esfuerza por asegurar un plan de ámbito europeo para poder hacer frente a la avalancha de inmigrantes. Muchos quieren que Alemania cierre sus fronteras.

«Los suecos, los daneses y los belgas ya han tomado todas medidas. Es sólo aquí, donde todo es diferente

Una mala actuación por los democristianos en las elecciones del Estado en marzo aumentaría la presión sobre Merkel para revertir el curso.