Una startup israelí llamado SKYFi pretende proporcionar acceso a Internet desde nano satélites

0
174
Co-founder of Israeli startup Skyfi, Raz Itzhaki Tamir, gestures during an interview with Reuters in an anechoic chamber where the company performs tests on their development, the first self-correcting antenna that can turn mini-satellites into powerful transmitters covering the globe to provide worldwide internet access, in Rosh Ha'ayin, near Tel Aviv, Israel February 24, 2016. Picture taken February 24, 2016. REUTERS/Nir Elias

Una startup israelí llamado SKYFi, está tratando de superar a Facebook y a Google en una carrera para proporcionar acceso a Internet en todo el mundo mediante el desarrollo de la primera antena de auto-corrección que puede convertir los mini satélites en potentes transmisores que tendrían cobertura mundial.

Para las personas que no lo sepan, una startup podría definirse como una empresa de nueva creación que presenta unas grandes posibilidades de crecimiento y, en ocasiones, un modelo de negocio escalable.

Los dos líderes de la tecnología están mirando la forma de como enviar desde el cielo, el acceso de internet  a distintas zonas remotas. Google está probando con globos aerostáticos de alto vuelo y Facebook está realizando pruebas con drones y satélites más grandes y complejos.

Raz Itzhaki Tamir, un veterano de la industria aeroespacial de Israel, quien co-fundó SKYFi hace cuatro años dijo: “se necesitarán un conjunto de 60 mini satélites, cada uno del tamaño de una caja de zapatos, para proporcionar una cobertura completa a todo el mundo.”

La forma en que esperan hacerlo es mediante el uso de una antena que funcionará como un paracaídas, es decir, una vez en el espacio se desplegará. La antena se puede ajustar mecánicamente a las imperfecciones en la superficie del transmisor, lo que permitirá una señal más fuerte e incluso se podrá alterar la dirección donde se esté transmitiendo en cada momento.

Así por encima puede parecer fácil, pero no lo es, puesto que estos han sido los principales obstáculos que han limitado a los operadores de satélites durante años.

Mientras que la compañía dice que están realizando pruebas, esta nueva tecnología aún no ha sido demostrada, así que tendremos que esperar por lo menos un par de años hasta poder ver una flota de nano satélites que proporcione Internet desde el espacio.